El Covid-19 no es un cambio, es un revulsivo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Nos preguntaban recientemente qué es lo que va a cambiar en los consumidores de supermercados tras la crisis del Coronavirus. Sinceramente, no creemos que vaya a haber ningún cambio radical sobre aquello que estábamos haciendo antes de que apareciera esta pandemia. Más bien, creemos que esta crisis va a actuar como acelerador de las tendencias que ya estaban en marcha. 

Ponemos el foco en 3 de ellas:

  • Compra online. Las ventas en el sector de la alimentación representan un 2% de las ventas totales. Estos días, los canales de venta online se han visto desbordados, incrementando en algunos casos más del 100% los volúmenes habituales. 

Esto está teniendo un doble efecto, por un lado, hay muchos clientes que están probando por primera vez este canal de compra y, por otro lado, está tensionando tanto la preparación como el envío de pedidos. Esta es la mejor forma de poder ver las carencias y, por tanto, trabajar en soluciones. 

De cómo resuelvan los diferentes operadores esta coyuntura, dependerá que consigan fidelizar a muchos clientes y ganar volumen, que es imprescindible para poder llevar a cabo las ventas online de manera eficiente. No obstante, el conjunto de los operadores le dará un empujón importante a ese 2%. Pero como siempre, habrá ganadores y perdedores.

  • Seguridad alimentaria. Sin lugar a dudas, ahora que hemos visto lo vulnerables que somos, nos preocuparemos más de la calidad de los alimentos que consumimos. Y la tranquilidad de que compramos productos sanos sólo nos la puede ofrecer un supermercado en el que confiemos. Esto es, necesitamos la seguridad de que los procesos que llevan a cabo para la adquisición y la manipulación son los adecuados. 

El orden, la higiene y la limpieza, así como el buen estado de la mercancía, muy especialmente en el mundo del fresco, seguirán jugando un roll importante para granjearse la confianza de los consumidores.

  • Compromiso social. Estos días estamos viendo cómo muchas empresas se han comprometido con la búsqueda de soluciones a los problemas actuales. Mediante la donación de material sanitario, alimentos para los más necesitados, utilizando sus propios procesos productivos para fabricar dicho material sanitario, dando consejos y entreteniendo a la población que estamos confinados en casa y un largo etc. 

En los supermercados se están llevado a cabo medidas como: dar preferencia en el acceso a tienda a personas mayores, con discapacidad o embarazadas. Del mismo modo, ofrecer un trato preferente al personal sanitario y otros esenciales. Otros han decidido habilitar teléfonos para que puedan hacer la compra las personas mayores sin salir de sus casas, y en general, la mayoría de las cadenas de retail están donando multitud de productos al Banco de Alimentos, Cruz Roja y otras organizaciones.

Valoramos mucho lo que se hace por el bien común. Las empresas deberán estar comprometidas de manera duradera y especialmente con aquello que le es más cercano.

Estas tres grandes tendencias que estaban siendo cada vez más valoradas por los consumidores, y que estaban condicionando las estrategias de las cadenas de supermercados, van a ganar, de esta manera, más peso que el que ya tenían.

Por ello, no vislumbramos cambios radicales, pero sí una aceleración importante de tendencias, un revulsivo.
#compraonline #seguridadalimentaria #compromisosocial #retail #supermercados #tendencias #mercadona #carrefour #dia #lidl #eroski #aucham #consum #aldi #bonpreu #ahorramas #dinosol #gadisa #mas